COMO SOBREVIVIR A LOS COMENTARIOS 2ª PARTE

COMO SOBREVIVIR A LOS COMENTARIOS 2ª PARTE

Como sobrevivir a los comentarios impertinentes

Volvemos con la segunda parte de Cómo sobrevivir a los comentarios impertinentes, inadecuados, incómodos y en más de una ocasión malintencionados.

Hoy me acompañan otras mamás que nos dan su punto de vista y sus salidas más ingeniosas para salir de estas situaciones sin perder la sonrisa.

Ponte cómoda que empezamos:

MARIBEL MARTÍN de Maral Maternal

Como sobrevivir a los comentarios

www.maralmaternal.com

Me llamo Maribel Martín, soy mamá de Diego, y matrona. Soy la fundadora del proyecto Maral maternal, un espacio donde apoyar y acompañar a las madres durante su proceso de maternidad. Mi objetivo fundamental es que todas las madres y padres disfruten al máximo de la maternidad y la paternidad de una forma consciente.

  1. ¿Cuál es el comentario más impertinente que has recibido desde que eres madre sobre el estilo de crianza que has elegido para tus hijos?

Me cuesta decir sólo uno, porque en realidad considero impertinentes los comentarios que se meten en la crianza de mi hijo y el funcionamiento de mi familia. Nosotros seguimos con lactancia materna (llamada prolongada, aunque este término no es lo más adecuado), y cada vez que le he dado el pecho a mi hijo, siendo mayor de año y medio, he recibido multitud de comentarios. Un día una señora que no conocía de nada, se acercó y le dijo a mi hijo que dejara la teta, que “ya no tenía edad”. Me parece increíble que alguien se tome esas confianzas sin conocernos de nada. ¿Os imagináis entrar en un bar y decirle a una persona “Oiga no se coma ese sándwich mixto que usted tiene edad de un bocadillo de patatas”?

2. ¿Cómo sueles contestar a esos comentarios que están fuera de lugar? ¿Cómo encaras las preguntas incómodas (también denominadas preguntas mamporreras)?

Pues antes intentaba no darles demasiada importancia, y simplemente no les hacía caso. Desde hace un tiempo ya respondo, de forma educada, pero le indico a la persona que la forma de alimentar, dormir, vestir,…a mi hijo, solo nos incumbe a sus padres; así que amablemente les digo que seguiremos así y que sus opiniones no influirán en nuestros actos. Aunque debo reconocer que hay días y situaciones que mantener la compostura y ser amable es complicado, pero me sereno y lo consigo. Me parece importante el mensaje que le doy a mi hijo: “si creo que algo está bien lo debo hacer, y las opiniones de los demás, aunque se respetan, no deben marcar mis actos”.

3. ¿Qué consejos darías a madres primerizas ante comentarios desafortunados y consejos peregrinos? ¿Cómo pueden protegerse de ellos?

Lo primero que les diría a las madres primerizas es que intenten hacer oídos sordos a los comentarios desafortunados, a los consejos no pedidos…Que hagan caso a su instinto, que es el que mejor les va a indicar si todo va bien. Luego un truco que funciona muy bien es el de: “Me lo ha dicho el pediatra”, esta frase es mágica. Si la dices, la respuesta que obtienes es: “Ah, si lo ha dicho el pediatra, estará bien”, y así de esta forma, ya no te van a volver a decir nada más al respecto.

 

AGUA  de ¿Quién dijo dieta?

Como sobrevivir a los comentarios impertinentes

www.quiendijodieta.com

Mi nombre es Agua, y en ¿Quién dijo dieta?, ayudo a las personas con sobrepeso y obesidad, o con un largo historial de dietas a sus espaldas, a normalizar su alimentación y llegar a su peso ideal de un modo simple y duradero, que se adapte a la vida familiar, laboral y social de mis clientes. Además, en el blog comparto gratuitamente muchos consejos para perder peso sin perder la alegría.

  1. ¿Cuál es el comentario más impertinente que has recibido desde que eres madre sobre el estilo de crianza que has elegido para tus hijos?

Por suerte, mi familia cercana me apoya en el modo en que he decidido criar a mi hija, y los comentarios impertinentes llegan desde conocidos cuya opinión me afecta menos. En general, evito los temas “peliagudos”, porque no es asunto de nadie el modo en que crío a mi hija, pero si me preguntan abiertamente tampoco miento. Por ejemplo, hablando en mi trabajo de que practicamos colecho, hubo algún comentario impertinente diciendo que “¡Uy, pues cuando te la quieras sacar de la cama te va a costar horrores!”. En algunos entornos, si comento que aún doy el pecho a mi hija de dos años, noto abierta desaprobación, aunque suelen ser lo suficientemente prudentes como para no decirme nada.

2. ¿Cómo sueles contestar a esos comentarios que están fuera de lugar? ¿Cómo encaras las preguntas incómodas (también denominadas preguntas mamporreras)?

Pues como me gusta evitar el conflicto, suelo darles la razón para que se queden contentos, y luego en mi casa hago lo que me da la gana, y crío a mi hija según mi instinto, no según la opinión de los demás.

3. ¿Qué consejos darías a madres primerizas ante comentarios desafortunados y consejos peregrinos? ¿Cómo pueden protegerse de ellos?

Que no dejen que les afecte y críen a sus hijos como les parezca. Nadie tiene derecho a decidir ni dar opiniones no solicitadas sobre cómo quieres tú criar a tus hijos. Y tómatelo con filosofía, porque hagas lo que hagas, siempre habrá quien te critique, así que sea al menos por hacer lo que tú quieres 😉

 

CARO MARSO de Cool and MunComo sobrevivir a los comentarios impertinentes

http://coolandmum.com/

Soy Carolina, la mamá, escritora y editora detrás de Cool & Mum. Tengo dos niños de 6 años y 21 meses, y como ellos son mi prioridad número uno y con los que más disfruto mi día a día, no dudé en crear este espacio hace un año y medio sobre LIFESTYLE Y CRIANZA. 

  1. ¿Cuál es el comentario más impertinente que has recibido desde que eres madre sobre el estilo de crianza que has elegido para tus hijos?

Una vez me llamaron RACISTA en un comentario y me dejó a cuadros literalmente. Era una entrada que había escrito ya hacía tiempo, de hecho era mi tercera entrada en el blog, sobre cómo tramitar el pasaporte para los bebés recién nacidos en Inglaterra. Creo que la persona lo sacó todo de contexto y le llevó a llamarme racista. ¡Así sin más!

2. ¿Cómo sueles contestar a esos comentarios que están fuera de lugar? ¿Cómo encaras las preguntas incómodas (también denominadas preguntas mamporreras)?

Si  son comentarios muy ofensivos no contesto, incluso bloqueo. Solo contesto cuando veo que la persona aún preguntando cosas incómodas no tiene maldad y lo hace con buena educación y respeto, entonces así, no me importa entrar en una «discusión» o intercambio de opiniones.

3. ¿Qué consejos darías a madres primerizas ante comentarios desafortunados y consejos peregrinos? ¿Cómo pueden protegerse de ellos?

Oídos sordos, creo que es lo mejor que se puede hacer como madre primeriza. Todo el mundo te va a contar historias de su parto, de cómo debes criar, de cómo se murió el bebé de su vecina del pueblo, etc. La gente no mide sus palabras, ni piensa que esa futura mamá está asustada y que con este tipo de comentarios solo empeoran las cosas. Por eso, no hay que hacer ni caso al no ser que sea un profesional del tema.

 

MO QUERALT de Educavida

Como sobrevivir a los comentarios impertinentes

www.educavida.com

Me llamo Mo y trabajo para los niños. Soy especialista en Pedagogía Terapéutica y me dedico al coaching y orientación familiar.  En una sociedad llena de condicionamientos, estereotipos y prejuicios entorno a la crianza, debemos despertar el sentido común y el instinto para educar utilizando los recursos y herramientas que funcionen mejor para cada familia, tratando de ayudar a los niños a través de los padres.

  1. ¿Cuál es el comentario más impertinente que has recibido desde que eres madre sobre el estilo de crianza que has elegido para tus hijos?

¡Uf! Demasiados, jajaja. ¡Además teniendo en cuenta que la mayoría de ellos saben a qué me dedico! Pues siguen pensando que tienen derecho a darme lecciones personas que no tienen ni hijos. Por poner un ejemplo, una vez, en pleno colapso emocional (rabieta) de mi hija, una prima me dijo que se lo tendría que parar de golpe con una buena ducha fría.

2¿Cómo sueles contestar a esos comentarios que están fuera de lugar? ¿Cómo encaras las preguntas incómodas (también denominadas preguntas mamporreras)?

Les digo lo que pienso, sin tapujos, y además les invito a informarse más. Cuando me hacen según que preguntas les respondo con otra pregunta: “¿Quién te ha dicho eso o donde lo has oído o leído?”. Todas las fuentes que nombran no se agarran por ningún sitio.

3. ¿Qué consejos darías a madres primerizas ante comentarios desafortunados y consejos peregrinos? ¿Cómo pueden protegerse de ellos?

Que no sigan ningún consejo. Que se los apunten todos y los consulten primero. Que lean los pros y contras y decidan el camino que mejor les vaya a ellos como padres y a sus hijos.

LUISA GONZÁLEZ  de Mundo Mamá Crea

luisa

http://mundomamacrea.blogpost.com

Soy Luisa González, docente de educación preescolar, mamá de dos uno de 14 y otra de 6 años; tengo un blog dirigido a madres, donde cuento mi experiencia y ayudo con tips de crianza, educación, alimentación y hazlo tú misma.

  1. ¿Cuál es el comentario más impertinente que has recibido desde que eres madre sobre el estilo de crianza que has elegido para tus hijos?

Cuando escogí dar lactancia exclusiva a mi hijo hasta los seis meses de edad; me decían de todo, que no lo alimenta, que le daba sed, que no lo podían cuidar porque estaba muy mal acostumbrado con esa teta. Con mi segunda hija fue lo mismo, muchos comentarios que le ponen la cabeza gigante a uno, aunque sabes como madre que haces lo mejor por tus pequeños.

2. ¿Cómo sueles contestar a esos comentarios que están fuera de lugar? ¿Cómo encaras las preguntas incómodas (también denominadas preguntas mamporreras)?

Trato al máximo de ignorar lo que no va con mis valores y creencias, soy una mamá que lee y trata de buscar la mejor alternativa para llevar adelante a sus hijos; es por eso que si el comentario está fuera de contexto, ignorarlo es la mejor opción.

3. ¿Qué consejos darías a madres primerizas ante comentarios desafortunados y consejos peregrinos? ¿Cómo pueden protegerse de ellos?

Informase es la mejor arma, leer sobre el proceso evolutivo y la alimentación para cada etapa de su bebe; para protegerte solo existe tú intuición de madre, es la que te lleva por el mejor camino.

 

LÉDIF TORRES de Soy un Cerezo

Como sobrevivir a los comentarios impertinentes

www.soyuncerezo.com

Soy Lédif Torres, mujer venezolana, mamá de Valentina y de Grecia, ingeniero electrónica de profesión, especialista y consejera de lactancia materna, con experiencia propia de 49 meses amamantando de los cuales 17 han sido en tándem.

Soy promotora de crianza respetuosa, en caminos de convertirme en consultora. Lo que hago es acompañar a las nuevas madres durante el establecimiento de la lactancia, abordando sus dudas desde su historia real y sus necesidades afectivas.

  1. ¿Cuál es el comentario más impertinente que has recibido desde que eres madre sobre el estilo de crianza que has elegido para tus hijos?

Una vez, estando en casa de un familiar cercano, habían recibido unas visitas y como era de esperar, intentaron hacerle unas bromas a Valentina, pero ella no estaba de ganas para jugar con desconocidas, así que las miró muy seria, se dio la vuelta y se fue a jugar aparte.La reacción de ellas fue levantar la voz diciéndome que “esa niña es una malcriada, ella tiene que ser educada con los adultos cuando le hablan. Vas a tener que darle unas nalgadas para que aprenda a comportarse”Lo peor de todo fue que mi cuñada y mi suegra se empezaron a reír, celebrando el comentario de la visita. Y ese día no me pude contener. Las puse a cada una en su sitio y aunque eso me generó un problema gigante, fue un buen punto para marcar límites entre ellas y nosotras.Y otro comentario que se repite mucho desde hace 4 años es que le quite ya el pecho porque eso de estar amamantando después de los 6 meses, sólo les va a generar problemas y aberraciones a mis hijas.

Es una de las cosas más estúpidas que me dicen. Al principio me ponía roja de la ira pero después de practicar algunos ejercicios mentales, lo que empecé a hacer fue dar clases de lactancia, contando desde sus beneficios hasta el comportamiento de la leche. ¡Es increíble, pero funciona! Con esta actitud, la gente me ha dejado en paz.

2. ¿Cómo sueles contestar a eso3s comentarios que están fuera de lugar? ¿Cómo encaras las preguntas incómodas (también denominadas preguntas mamporreras)?

¡Respirando! He dedicado muchas horas y esfuerzo para aprender que cuando una persona me regala un comentario hiriente, si no lo recibo, ella se queda con él.Y por supuesto, en cuanto tengo la oportunidad, me aparto de su lado. Esto es algo que siempre hago. No suelo caer en discusiones tratando de explicar mi forma de vida y mucho menos queriendo convencer a alguien que piensa de forma tan diferente a mí.3.

3. ¿Qué consejos darías a madres primerizas ante comentarios desafortunados y consejos peregrinos? ¿Cómo pueden protegerse de ellos?

Lo primero es hablarles y contarles mis propias experiencias antes que tengan a sus bebés, para mí es clave la preparación prenatal, porque aunque en ese momento la información no sea entendida, cuando llegue el momento, se activará el recuerdo de lo que habíamos conversado.Pero sabemos que en la realidad, la mayoría de las situaciones se van atendiendo en el mismo momento que pasan, entonces, si puedo las abrazo y las invito a que dediquen tiempo para entrenar su mente porque este tipo de situaciones se va a repetir constantemente y es algo que no podemos controlar. Que sepan que con palabras y reclamos no vamos a lograr hacer cambiar las actitudes de los demás, pero sí podemos encargarnos de cambiar nuestra propia manera de reaccionar y de gestionar este tipo de situaciones.

CRISTINA OLIVA de El Tiempo de los Intentos

Como sobrevivir a los comentarios impertinentes

www.eltiempodelosintentos.com

Soy Cristina Oliva, periodista, educadora y Doula en formación y divulgo información y reflexión sobre crianza respetuosa y maternidad consciente porque creo firmemente en la transformación personal y social que suponen.

Acompaño y sostengo a madres que desean aceptarse, crecer y criar desde el amor, el respeto y el instinto, mientras recorro yo misma el camino. Lo hago a través de talleres de escritura liberadora y también de manera presencial.

  1. ¿Cuál es el comentario más impertinente que has recibido desde que eres madre sobre el estilo de crianza que has elegido para tus hijos?

He vivido y he sido testigo de muchos, aunque tengo la suerte de que mi entorno ha sido bastante respetuoso con nuestra manera de criar, pese a constatar a menudo la duda o la incomprensión en sus ojos.Así, pensando me vienen tres tipos de comentario impertinente e hiriente: uno dirigido a mí y dos dirigidos a mi hijo, todos provenientes de gente desconocida.A mí los que más me indignan son los que me infantilizan como madre, diciéndome que lo paso yo peor que él, que soy una exagerada, que para qué me preocupo tanto o le doy vueltas a un tema, o comentarios de personal sanitario tipo “Ay, esta mamá, que todavía no sabe que….”A mi hijo le preguntaron en dos ocasiones, cuando tenía año y medio largo, si no le daba vergüenza seguir tomando teta tan mayor. Y demasiadas veces ha tenido que oír eso de “¡pero si ese juego/prenda/vehículo/libreta es de niña!”.

2. ¿Cómo sueles contestar a esos comentarios que están fuera de lugar? ¿Cómo encaras las preguntas incómodas (también denominadas preguntas mamporreras)?

Depende de la ocasión decido si la batalla vale la pena o no, si mi hijo lo va a pasar peor en medio de un enfrentamiento o si, por el contrario, debo marcar límites por mí y por él.En general, trato con mis palabras, correctas pero firmes, dejar claro lo que pienso y que no voy a entrar a debatirlo con cada persona que me cruzo en la vida. Sobre la teta era muy clara y no permitía que nadie hiciera sentir mal a mi hijo por lactar y tener ese vínculo especial con su madre que finalizó, de manera natural, cuando llegó el momento.

3. ¿Qué consejos darías a madres primerizas ante comentarios desafortunados y consejos peregrinos? ¿Cómo pueden protegerse de ellos?

Respirar… y valorar si vale la pena responder o no. Si es que sí, hacerlo con calma y de manera contundente y pasar rápidamente a otra cosa para no dar opción a continuar con el tema. Sobre todo, si el comentario es dirigido a un niño pequeño y tiene el potencial de hacerlo sentir mal, yo considero que es bueno intervenir pues son muchos los mandatos sociales que salen por la boca de la gente sin casi darse cuenta. Lo diferente choca y, aunque cada vez somos más, seguimos educando a contracorriente. Y así, nuestros hijos oyen nuestras palabras y entienden, cada vez más, que no tienen por qué sentirse culpables de aquello que se les reprocha y que en nuestra familia nos regimos por el principio del respeto mutuo.

Seguro que tú también tienes más de una historia sobre comentarios impertinentes. Cuéntanoslos. Estamos deseando que los compartas con nosotras. ¿Te animas?

Pin It on Pinterest