Descubre cómo tu protector solar contamina el mar

Hoy descubriremos cómo tu protector solar contamina el mar sin que seas consciente de ello. En esta saga de post dedicados a los protectores solares nos faltaba hablar del enorme impacto medioambiental que supone el uso indiscriminado de las cremas solares para los ríos, mares y océanos.

El verano trae consigo las ganas de piscina, playa o río. Dependiendo de la zona en la que vivas habrás escogido uno u otro lugar para refrescarte. Irás con los niños y un sinfín de cosas entre las que no puede faltar un protector solar. Ya hablamos de lo importante que es proteger a los niños del sol y de cómo elegir un protector solar libre de tóxicos. Sin embargo, no nos detuvimos en desglosar lo enormemente contaminantes que son las fórmulas que emplean los protectores solares más habituales.

Un gesto habitual al llegar a la playa es untarnos de crema por entero para protegernos del sol. Más tarde entramos en el agua y esa crema que nos habíamos untado generosamente se diluye en el mar sin que nos demos cuenta. Más tarde volveremos a repetir la operación y un día tras otro, el tiempo que duren nuestros días de asueto.  Así, cada uno de los usuarios de la playa abarrotada en la que pasas las vacaciones.

No sé si te has fijado alguna vez en la película amarillenta y grasienta que podemos encontrar en la orilla, son la punta del iceberg de la contaminación que dejan las cremas solares.

Porque ese gesto inocente y cotidiano de echarnos crema solar tiene un enorme impacto negativo para el ecosistema marino.

1.- Cómo los protectores solares contaminan el mar

Las últimas investigaciones científicas así lo determinan, como la realizada en España por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en 2013 en colaboración con la Universidad de Valencia y publicada en la revista científica Plos One.

En este estudio se analizó el impacto de los protectores solares sobre los ecosistemas marinos de las aguas de la costa de Mallorca. Para elaborar el estudio se compararon las muestras de dos playas con gran concurrencia de bañistas, las playas de Palmira y Santa Ponça, ambas situadas en la costa de Calviá, con las aguas del Cabo de Ses Salines, un lugar con poca afluencia de bañistas.

Las conclusiones de dicho estudio son demoledoras: el análisis de las muestras reveló la existencia de diversos componentes químicos presentes en la superficie de las aguas de las tres playas analizadas. Cuatro de ellos ampliamente utilizados por la industria de la cosmética: dos de naturaleza inorgánica, el oxido de titanio (TiO2) y  el óxido de cinc (Zn-0); y dos de naturaleza orgánica, la benzofenona 3 (BZ-3); y  un derivado del alcanfor, el metilbencilideno (4-MBC).

Estos dos últimos ingredientes peligrosos para la vida marina y para el ser humano. Se les considera disruptores endocrinos, ya que alteran el sistema hormonal. En la medida de lo posible deberíamos evitarlos en los productos de cosmética que consumimos.

2.- ¿En qué afectan al mar estos ingredientes?

Se diluyen en el mar y se localizan sobre todo en la microcapa superficial del agua.  La concentración de estos tóxicos disminuye de forma importante durante la noche y a primeras horas de la mañana para ir aumentando según avanza la jornada hasta llegar a su máxima concentración entre las 14 horas y las 18 horas, como consecuencia de la mayor masificación de las playas. Se trata, por tanto, de un proceso acumulativo.

Antonio Tovar, responsable e investigador de CSIC en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados afirma que los protectores solares tienen un relevante efecto ambiental en las zonas donde se concentra gran actividad turística.

A más bañistas, más contaminación en el mar.

Su valoración de estos resultados es contundente y preocupante, ya que los experimentos realizados en la isla de Mallorca demuestran que algunos de estos productos tienen efectos tóxicos sobre el fitoplancton marino, los crustáceos, las algas y los peces”. Y lo más descorazonador, estos efectos nocivos podrían extenderse a otros componentes del ecosistema marino como las plantas marinas.

Algunas cremas solares también llevan otros ingredientes que se diluyen en el mar, como nitrógeno, fósforo o silicio que pueden ser nutrientes para las algas y estimular su crecimiento, alterando el ecosistema marino.

Pero no es el único estudio que cuestiona el uso indiscriminado de los protectores solares: una investigación de la Universidad Politécnica delle Marche en Italia y publicado en la revista científica Environmental Health Perspective establece una fuerte relación entre los ingredientes de los protectores solares y la preocupante desaparición de los corales a nivel mundial.

Para elaborar la investigación se tomaron muestras de coral de diferentes ecosistemas repartidos por todo el planeta. En el agua donde estaban las muestras de coral se añadía un poco de protector solar y se observaba el efecto producido. El resultado era sorprendente, en apenas 48 horas las algas disminuían de forma notable hasta desaparecer.

3.- ¿Por qué son tan importantes las algas?

Son fundamentales e imprescindibles para la supervivencia de los corales. Las algas viven dentro de los arrecifes de coral y les suministran la energía necesaria a través de su fotosíntesis. Sin algas los corales pierden su color hasta que finalmente mueren.

Uno de los investigadores del estudio, Roberto Danovaro afirma con rotundidad que una pequeña dosis de protector solar es tan letal para los corales como una alta concentración de estas sustancias.

Este estudio estima que se vierten al mar entre 4.000 y 6.000 toneladas de crema solar anualmente en todo el mundo y afirman que estas sustancias están provocando el blanqueamiento de los corales y comprometiendo de forma alarmante la supervivencia de estos corales. Las consecuencias de su desaparición pueden ser desastrosas.

4.- Los corales en vías de extinción

Un estudio coordinado por la organización The Nature Conservancy (TNC) en el que participaron más de 25 organizaciones ambientales y un gran número de científicos internacionales determina que el 75% de los corales del mundo están amenazados. Amenaza que se intensificará en el futuro si no se toman medidas.

Otro estudio publicado en la revista “Archives of Environmental Contamination and Toxicology” pone también la atención en la toxicidad de la benzofenona y sus efectos sobre los corales. Graig Downs, biólogo y uno de los investigadores del estudio, afirma que la benzofenona es una píldora anticonceptiva para los arrecifes de coral ya que impide que los corales juveniles se desarrollen.

La investigación consistía en diluir benzofenona en diferentes concentraciones en tanques que contenían larvas de coral denominadas plánulas. Solo en 8 horas de exposición a esta sustancia química las larvas adoptaban una forma circular y perdían movilidad y coloración.

Las concentraciones más elevadas causaron daños irreparables en el ADN de los corales provocándoles la muerte.

El tema es preocupante porque si no se observan colares jóvenes de tres a cinco años de edad se puede considerar que el arrecife está muerto. Esta situación se está extendiendo a diferentes lugares del planeta como en las Islas de Pascua, Fiji, Tonga o el Caribe. Se estima que si no se revierte la situación, en 2050 los arrecifes de coral serán solo un recuerdo.

Cada destacar que las cremas solares no son las únicas amenazas que se ciernen sobre los corales, ya que el cambio climático y la acidificiación de los mares también son responsables de esta lamentable situación.

5.- ¿Cómo nos afecta la desaparición de los corales?

Es imposible saber cuál será el impacto de la desaparición de los corales, ya que las consecuencias son imprevisibles. Los corales constituyen el ecosistema marino más importante del planeta debido a su gran biodiversidad, son equivalentes a las selvas tropicales en la tierra. Una de sus funciones es la de sumidero de CO2, en otras palabras, son como un desague por donde desaparece en CO2.

Se cree que serán sustituidos por otros hábitats pero se desconoce cómo afectará este cambio a la cadena alimentaria de la que nosotros formamos parte.

6.- ¿Y qué puedo hacer yo?

Lo primero es concienciarse de que el impacto de nuestras decisiones por banales o insignificantes que parezcan tienen una repercusión sobre nuestro entorno. No se trata de renunciar al protector solar sino de elegir una formulación que sea respetuosa con el medio ambiente. Por cierto, decisión que suele coincidir con el protector solar con menos acumulación de tóxicos para nuestra familia.

Por supuesto, que ninguna fórmula solar es inofensiva, sería muy ingenuo pensar eso. Pero sí existen cremas solares que no llevan en su composición colorantes, conservantes o perfumes, los cuales, son potencialmente dañinos.

Cuando escojas el protector solar elige una formulación que sea basada en filtros físicos, y a ser posible, sin dióxido de titanio en su composición. No solo contribuirás a minimizar el impacto de los protectores solares en el medio marino sino que protegerás a tu familia de sustancias potencialmente cancerígenas.

Cuando te eches la crema solar espera unos minutos a que la piel  lo absorba  antes de meterte en el agua. Si entras en el agua inmediatamente tu protección solar se quedará en la superficie del agua, tú te quedarás desprotegido de la radiación solar y contribuirás a seguir aumentando la contaminación marina. Por otro lado, tampoco es necesario echarse el bote entero, así que extiende la crema solar con un ligero masaje y asegúrate de que penetra bien en la piel.

7.- ¿Para cuándo una ley que nos proteja?

En algunos lugares del planeta ya han empezado a tomar medidas para proteger a sus arrecifes de coral de las cremas solares. En la Rivera Maya se prohíbe el uso de protectores solares convencionales y los han sustituido por cremas solares de filtros físicos biodegradables y orgánicos. Hay mucho en juego, así que han decidido tomar medidas y proteger su patrimonio bajo el mar.

En España contamos con importantes colonias de corales repartidas entre el mediterráneo, las Islas Canarias y el Atlántico Noreste que constituyen la mayor biodiversidad marina de Europa. Sin embargo, gran parte de estas colonias ni constituyen áreas protegidas ni se benefician de ninguna medida de preservación o protección especial.

Desde diferentes organizaciones ecologistas como WWF llevan años luchando por lograr proteger la biodiversidad marina. Aunque se han logrado avances, éstos son insuficientes.

Alguien puede llegar a pensar que soy demasiado alarmista y que este tipo de leyes no son necesarias ya que la salud de nuestras playas es óptima. Sin embargo, que se nos concedan numerosas banderas azules y que se considere que nuestras playas son aptas para el baño no significa que se cuide o que se proteja el entorno. De hecho, un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente, emitido en la primavera de 2016, coloca a España como el tercer país de la Unión Europea con más zonas no aptas para el baño por detrás de Italia y Francia que encabezan el ranking. Además este organismo pide el cierre de 31 playas en España por considerarlas playas no aptas para los bañistas.

En definitiva, aunque nosotros solos no podemos parar la contaminación de los mares o el blanqueamiento de los corales si podemos tomar decisiones responsables que minimicen el impacto de nuestra presencia en las playas.

Cuando era niña solíamos visitar a mi abuelo algún fin de semana, por aquel entonces aún podías bañarte en el río Jarama a su paso por Aranjuez. Hoy, el baño no es apto debido a la contaminación de sus aguas. Me pregunto, a veces, si no nos pasará lo mismo con el mar. Si la contaminación llegará algún día a ser tan elevada que se prohíba el baño y perdamos el placer de nadar en el mar o de jugar con las olas.

Antes de irme me gustaría contarte que estoy muy contenta porque el 12 de julio de 2019 daré una clase extra sobre protectores solares solo para mis suscriptores. 

Se trata de un taller completamente gratuito en el que vamos a incidir en lo importante que es protegerse del sol y elegir un protector solar que nos proteja por dentro y por fuera.  Por supuesto, haremos un repaso por las sustancias que deberíamos evitar en un protector solar, ya que apostamos por una cosmética libre de tóxicos y segura para nosotros y para el medio ambiente. Si no quieres perdértelo por nada del mundo, suscríbete al blog hoy mismo.

Aquí puedes apuntarte, Registro Webinar Solares. Espero contar con tu presencia y que despejes todas tus dudas sobre solares. Va a ser un webinar fantástico, así que no te lo puedes perder.

Si te ha gustado el post comparte, nos impulsas a seguir adelante 🙂

Recuerda que puedes suscribirte al blog y recibir completamente gratis mi ebook, Guía de Crianza Sostenible: 12 consejos para mejorar tu vida. Y por supuesto, estás invitad@ a mi Comunidad de Facebook, Mujeres y Madres Sostenibles.

Queremos conocerte y que te unas a nosotr@s. ¿Estás preparada para la crianza que cambia el mundo?

Pin It on Pinterest

Share This